Vespa Nigritórax - Velutina

Vespa Nigritórax - Velutina

La Vespa Nigritórax-velutina, también conocida como avispa asiática, es una especie de avispa de la familia de los véspidos, y originaria de China.

Esta avispa, al igual que otras de su género, se alimenta de insectos (hormigas, mariposas, pulgones, etc.), pero también de abejas, a las que decapita con sus potentes mandíbulas, así como despreciando también el abdomen de sus víctimas, ya que sólo aprovechan el tórax, por encontrarse en él, las proteínas de la abeja, y que aprovecha para sus larvas. Es fácilmente distinguible, para ello, tendremos en cuenta las siguientes características y signos:

1.- Antenas negras. 2.- Zona frontal mandibular de la cabeza amarilla, resto cabeza negra. 3.- Tórax negro. 4.- Línea amarilla entre primer y segundo segmento abdominal. 5.- Cuarto segmento abdominal amarillo. 6.- Sus patas marrón oscuro en sus primeros segmentos, continúan con un color amarillo en los siguientes. 7.- Alas oscuras, color humo.

CARACTERÍSTICAS ESPECIALES DE LA VELUTINA

Reina

La reina puede llegar a medir unos 3,5 cm, y alcanzar un año de vida A partir de marzo, elabora un nido provisional. Las primeras obreras nacen durante el mes de mayo, y son ellas las que se harán cargo del mantenimiento y funcionamiento de la colonia. La reina se dedicará a partir de ese momento solamente a la puesta de huevos. Al final del verano, las jóvenes hembras y los machos salen del nido para aparearse. Las hembras fecundadas podrán fundar una nueva colonia y convertirse en reinas.

Obrera

La obrera es la clase más pequeña de Vespa velutina, con un tamaño poco mayor a los 2,5 cm. Los machos, sin embargo, pueden llegar fácilmente a los 3 cm. Estas obreras también protegen a la reina, y sobre todo a la colmena.

Por ello, habrá que tener muy presente que, ante la más mínima sensación de ser atacadas en su nido, cualquiera de ellas, emite unas feromonas, que alertarán de inmediato a todas las demás, provocando un ataque en masa, lo que conlleva un grandísimo peligro para la persona que ataque.  De esta forma, se advierte a todos, la necesidad de abstenerse de manipular o acercarse demasiado a un nido de velutina. Su aguijón mide unos 6 milímetros, con los que atraviesa la ropa, sin ningún problema.

La reina fundadora crea un nido no más grande que una pelota de tenis. Si la situación del nido provisional es idónea, este servirá de base a la construcción del nido de la colonia. De lo contrario, buscarán otro lugar lo más lejos posible del suelo. Los nidos son construidos con fibras de madera masticada, y pueden alcanzar un metro de altura y 80 cm de diámetro. Generalmente, estos nidos son de forma esférica, y tienen un orificio de salida lateral, al contrario de los del avispón (Vespa crabro), que tienen su salida en la parte baja.

Su dieta

Para alimentar sus larvas, la avispa asiática (Vespa velutina) captura muchos tipos de insectos y otros invertebrados (abejas, avispas, moscas, arañas, orugas, hormigas, mariposas y pulgones), pero las abejas forman el 84 % de su dieta (principalmente para la alimentación de sus larvas, por las proteínas que contiene el tórax de las abejas). Para capturar las abejas, la avispa se sitúa en vuelo estacionario en la entrada de las colmenas. Su mayor tamaño le permite capturar una abeja en vuelo y llevarla. La avispa adulta se alimenta de fruta madura (manzanas, ciruelas, uvas, etc.), al igual que la avispa común, pero en mayor cantidad, pudiendo dañar huertos. Las principales fuentes de alimento de las avispas asiáticas son el néctar de las flores y las frutas maduras de los árboles, por ello no es raro que frecuenten lugares como viñedos.

Defensa de las abejas

Las abejas asiáticas, que llevan conviviendo mucho tiempo con las avispas asiáticas, han aprendido a defenderse utilizando una técnica que consiste en crear un enjambre alrededor de la avispa para provocarle un aumento de la temperatura corporal. De este modo logran matarlas porque las abejas son capaces de aguantar más de 45 grados, en cambio las avispas no toleran esa

Las abejas europeas empiezan a desarrollar la misma estrategia de defensa que sus homólogas asiáticas. Su defensa consiste en cubrir a la avispa invasora provocando su muerte por hipoxia al cabo de algunos minutos.

Vespa crabro

El avispón europeo (Vespa crabro) es más grande y más colorido. Sus colores rojos y amarillos contrastan con el espectro más oscuro de la Vespa velutina.​ Su colmena es menos voluminosa que la de Vespa velutina, siempre con una apertura hacia abajo (el orificio de entrada de la colmena de Vespa velutina está en el lateral de la colmena), y se encuentra en árboles viejos, debajo de un tejado, pero nunca en la cima de los árboles.

Véspula vulgaris

La avispa común, Vespula vulgaris, son más pequeñas y tienen un color amarillo más intenso que la Vespa velutina. Suelen nidificar en el suelo, en arbustos o bajo techos de edificios abiertos. El nido puede alcanzar 1 m, y tiene una apertura en su base, como el de Vespa crabro. El tamaño  de la Véspula vulgaris es de menos de 2 cm.

Llegada a Europa

Esta avispa llega a Francia en 2004, llegando en un barco de carga procedente del continente asiático. Desde entonces, han abarcado unos 120 000 km2 y atacado colmenas, causando importantes daños y alarma social en los lugares afectados. ​ En 2010, se confirmó su llegada a la península ibérica a través de los Pirineos. En 2011, hizo su aparición en Galicia. ​ Las abejas melíferas europeas (Apis mellifera), no cuentan con una estrategia de defensa eficaz, y por ello un grupo de estas avispas puede acabar con gran parte de una colmena en poco tiempo, y mermar su productividad.